Tamara cornieles

Viento.

Aire quieto convertido en vendaval,

Artaza furioso,infunde temor,

temor que no puedes detener,

sin embargo,otras veces acaricia,

toma los olores de pan recién horneado,

un aroma a pasto fresco,

a tierra mojada,

atrapa los perfumes de flores en la atmósfera densa y quieta de la noche,

traslada los tronode las finas aves,

viajan en él las semillas a lugares remotos,

Y en un momento inesperado e íntimo,

el viento orquesta en el silencio los diferentes ritmos en una sinfonía perfecta de una naturaleza equilibrada y hermosa.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.