Hezri Ferbie

Rima VIII

Después de la flor marchita

y la tierra seca bajo tus pies,

mi amor aguarda en la orilla

con su raíz dulce como miel.

 

Después de la agria desdicha

que arquea tu cuerpo de mujer

y sofoca a tu garganta partida,

sobre tu lengua; amor vertiré.

 

Será mi cuerpo la fina hiedra

trepando a tu cuerpo de ciprés,

serán mis manos en tu madera

la gubia que ablande tu rigidez.

 

Seré ahora y tú serás después

y después ya no seremos más.

Dime entonces mujer:

¿si el amor acaba, adónde va?

 

Hezri Ferbie



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.