Iraultza Askerria

Cada uno de cada todo

Cada aire, cada risa, cada mano y cada aliento

es un trozo de la rima, y de la musa el pensamiento.

 

Cada noche, cada vida, cada dama y cada acento,

cada hombre, cada día, son del verso el alimento.

 

Cada uno, cada mío, cada suyo y cada vuestro...

Cantad todos conmigo... ¡qué del poeta sois maestro!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.