gaston campano

/// RINCÓN SENIL /// MUJER ///

Ella viaja contenta

con su cántaro en la cabeza

sin tropezar y atenta

que para ella no hay proeza.

 

Al río por agua fresca

va para refrescar la vida

pisando suavemente la yesca

para no verla encendida.

 

Y escuchó cantar al viento

entre los árboles dormidos

sola con su talento

imitándolo en sus sonidos.

 

Sus notas fueron a posarse

en el cántaro a su bordear

no pesaron al enredarse

mientras sus dedos chasquear.

 

Ella intento quedarse dormida

mientras eolo la peinaba

para acelerar la vida

en la pampa dormitaba.

 

Céfiro aplaco sus alas

al verla ya dormida

su esencia con aromas de calas

halló en su cuerpo acogida.

 

 

Comentarios1

  • Elenas ♪♪♥♪♪

    Preciosidad de letras amigo, ella y su cantaro sabian...
    feliz sábado

    • gaston campano

      Solo le faltaba cantar,o tal ves cantaba muy bien, pero no tenía la valentía de hacerlo.
      Un fuerte abrazo ya que hemos pasado a fase cuatro, más libertad Que estés bien.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.