Adelaine Soto Alvarez

SUEÑO DESMEMBRADO

Comienza la oscuridad

a visitar mis recintos

siento al cuervo prendido

a la ventana

buscando  algarabía y otras nimiedades

sin advertir mi soledad

fecunda

La eterna tristeza

que corteja mi pecho

quien no se cansa

de rogarle a la luna

un poco de su misterio

para convertirse en pozo

A lo lejos las cascadas

entonan su canto desmembrado

guiados por el eco de los luceros

desprendidos

y las conchitas que arrastran

los cangrejitos

hasta mi puerta

Escucho graznidos

lechuzas y pajarracos

llegados de Egipto

encaprichados en convertirme

en diosa

sin importarles los pecados

capitales

y el degüello del amor

Me asomo

llena de vergüenza

y ciertamente veo la barca

con su vela azul

guiada por las leves olas

Quiero huir de los pastizales

de hielo y zozobra

del grito soterrado

que destroza mi yo interior

Convertirme en una veleta sin destino

No continuar abrigando

este sentimiento que atraviesa

a pesar de lo apagado y confundido

Encontrar la morada

donde por primera vez

te vi desnudo

con los labios llenos de negativas

sin importarte la hoguera

ni sus brazas saltarinas

empeñadas en encender

el apagado

brillo de tus ojos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.