Raiza N. Jiménez E.

Mi Delirio.-



 Caudal de agonía es tu ausencia

Tu insoportable indiferencia

Que ha lacerado mi alma impía

Y no hay alma como la mía.

-*-

Ahora pensarte es clavar

mil puñales en la herida.

¡En otra vida que he de tallar,

en mi humanidad sin vida

y con los versos de tu huida!

 -*-

Tanto ha sido amarte vida mía

que, era difícil tan sólo  pensar,

que yo, que  yo, podría dejar,

dejar de amarte, algún día.

 -*-

Tus pálidas sombras caminan

por las noches sin rumbo...

Buscando van, por allí, su destino.

Iban a encontrase con las mías.

¡En un lustroso  y frío camino!

 -*-

Aún no he logrado saber,

si  en mi afán de quererte,

eran  tus  penas o las propias,

esas  que yo he inventado,

cada vez que te he amado.

¡Pero, eso lo he de saber!

 -*-

Son esas sombras las que gritan

en desesperado dolor y  agonía.

Es por la espera que se alarga

en las noches sin estrellas;

esas que no tienen melodías.

 -*-

Te veo ir y venir con tus galas 

y quiero cumplir mis antojos.

No se requieren las antesalas

pero, a veces, me falta el arrojo.

¿O es tan sólo el espejismo

de mis anhelantes ojos?

¡Son simples mis ilusiones:

Leer tus poemas y oír tus canciones!

-*-

¡Mis ojos  te miran de repente!

Te veo sentado frente a frente.

Para contarme un triste devenir.

¿O es  qué eso lo veo venir?

¿Es una quimera, una ilusión?

 -*-

Son sólo las sombras oscuras

de los fantasmas del despecho.

Quizás son las penas que corroen mi pecho

o es la falta de tu amor que me tortura..

-*-

¡Acaso, tú sabías lo qué hacías?

 Yo no sé, cómo lo lograste!

Es que, de un certero golpe mi alma mataste.

Te apartaste y yo no lo merecía

volvías y yo perdía mi cordura.

Hoy, por ello, mi conciencia abjura.

-*-

¡Aquí estoy, no para morir por ti,

Aquí estoy para vivir por mi.

Contigo, de la vida, nada espero.

Por eso, ya  no me desespero!

-*-

¡Los pasos de la muerte me persiguen!

No quiero que me castiguen.

Por eso, ahora despliego mis rezos.

¡No deseo vérmelas con tus besos.

 -*-

¡Quiero que Dios sus bendiciones vierta,

porque contigo, ya yo estaría muerta!

__________________

Comentarios7

  • Raiza N. Jiménez E.

    No le preguntes a tu cuerpo, él está lleno de pasiones y emociones.
    Si has de preguntar por el amor, no atiendas a la pasión, consulta bien a la razón qué, ella, te evitará el error.

  • alicia perez hernandez

    Versos de infinita belleza que se disfruta pasar a leer.
    ''Lo que hace el amor''
    el corazón nunca atiende a la razón mi bella amiga Reiza

    • Raiza N. Jiménez E.

      Gracias Alicia por el honor de que me hayas leído. Un gran saludo.

    • LUIS.RO

      Me gusta y en especial la tercera estrofa en la que la repetición de términos (palabras) la llenan de fuerza expresiva.
      Saludos Poeta

    • Mariela Briceño Fuentes🦄

      Rainajin, me gusta tu estilo. Felicidades poéta.

      • Raiza N. Jiménez E.

        Tan linda Ud. Mariela, gracias por ese elogio...Saludos.

      • amanecersiempre

        es tan sólo el espejismo

        de mis anhelantes ojos?

        ¡Son simples mis ilusiones:

        Leer tus poemas y oír tus canciones!

        Cuando te topas versos que te traen recuerdos sabes que alguien más siente lo mismo que tú..
        Excelentes versos

      • Alex Palacios

        ¡Aquí estoy, no para morir por ti,
        Aquí estoy para vivir por mi.
        Contigo, de la vida, nada espero.
        Por eso, ya no me desespero!
        Muy bello y muy abierto
        Se siente cada letra..
        Saludos..

        • Raiza N. Jiménez E.

          Gracias poeta por su comentario. Saludos grandes.

        • Sami Sanz 🦋

          la espera que se alarga
          en las noches sin estrellas;
          esas que no tienen melodías...

          Las noches pueden no tener estrellas pero tu alma está llena de poesía.


          Un gusto leerte.

          Abrazo preciosa.

          Sami.

          • Raiza N. Jiménez E.

            Gracias querida Sami...
            Muy agradecida por tus palabras. Saludos.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.