Adelaine Soto Alvarez

PESADILLA BALBUCEANTE

 Elefantes y dromedarios

Sobre la nuca adolorida

La blasfemia superior

Toda unida

Provocando un desastre

 

Las compuertas de la ira

Abiertas de par en par

Un sonido terrible

Llega y vira

Sin dialecto

Tal vez es un griterío

Pero entra y sale

Sale y entra

Y me veo

Balbuceante

Llena de horror

Bebiendo de la copa

Del infame

Mientras mis ojos giran

Blasfemos

Pegados a la soga

 

Tumultos de arrepentimientos

Ligados a la bondad

Solo un perro lánguido

Sujeto a mi cintura

 

La gente ufana

Lanza piedras y madrazos

Sin importarles

Los siglos

Y las grietas

Abrazadas a la adolescencia

Que no quiere

Ni puede

Marcharse de los predios

Del más inmenso de los deseos

 

Por eso la tortura

A boca de jarro

El empellón

El aborrecimiento

Atizando la poca fe

O tal vez su tambaleo

 

Se agrieta la tierra

Y tiemblo

Sobre las pocas hojas

Que el viento arrastra



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.