sergiocabas

el ambiente

El ambiente el aire mismo
se llena de nuestro olor,
sudores y fluidos
se apoderan de el.
Es como un incienso
de profano encuentro,
lo emitimos y aspiramos
para entrar en trance.
Salen entonces
pensamientos y lujuria...
mezclados y batidos
por los dos.
Evocamos entonces
las mejores imagenes,
las mas enloquecidas
figuras recordadas.
Tu suave piel sudorosa
mi cuerpo enloquecido..
en busqueda del placer
de los oceanos infinitos
de tenerte.
Oleaditas de orgasmos
escandalosamente unidos
a este sagrado abrazo.
Viaje sin final hacia adentro
profundamente dentro del otro.
Ilusion y quimera de placer
vehiculo de infinitas sensaciones,
lo mas cerca posible
del placer.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.