Daniel De La Guardia

Johnny

Johnny viene del West,
Caminó todo el puente,
De Arraiján hasta la ciudad;
Siempre tan eficiente.

Tomó un trago de licor
Y se puso a trabajar duro,
Quizá lo que hace es impuro,
Pero se llena de valor
Y se divierte tanto como Rizzo,
Así como Johnny Rapid o Mills.

Él dice que la vida es muy corta,
Todo el mundo besará la muerte.
Aunque el amor no lo soporta
Su destino lo echa a la suerte.

La ciudad invisibiliza su lucha,
Por eso, arrancó todo dolor,
Tapa sus oídos, a nadie escucha
Y ahora dice que tienen fecha límite.

Billy Joel suena en toda la esquina,
Él dice que ahora es su nueva rutina.
Ilusionando nunca fue su propósito,
Pero le gusta detener el transito;
El dinero es lo que mueve su mundo.

Johnny tiene 22 años
Y juega con mayores toda la noche.
Un joven con muchos berrinches
Pero eso les encantó a rebeldes niños.

En el cuarto de atrás, En los Delfines
Todas las noches, John se divierte.
Él es muy querido por todos,
Y dicen: "Todos queremos cogerte."
Niño panameño, no es uno ni dos
Que desean tenerte.

El pequeño John nunca cambió,
Todo el mundo amó al niño rubio,
Tenía un corazón como un rockero;
Un corazón rebelde y grosero.

La ciudad de Buenos Aires
Es el lugar donde dijeron que fuiste.
Johnny, Johnny, Johnny,
Paseaste por el lado salvaje
Y sobreviviste.
Todas chicas y los chicos fueron tuyos,
Miradas ilusionaste y dinero sacaste;
Sueño cumplido con lágrimas celestes.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.