poetic sessions

Nuestra Noche De Hotel

Nada te sucedió 
lograr despreciarme fue tu cometido
nada te sucedio y un triste recuerdo me invadio.

La penitencia de tu locura fatal se colgo en mi, seguro soy el primer martir sacrificado cual oveja
fisgoneado por las cortinas de una habitación que en segundos en ruinas quedo.

Los gritos de lujuria en el pasillo de la seducción
y la música a volumen que solo uno entendio,
un olor no deseable de ahi se esfumo,
un recuerdo la envidia y un orgasmo,
todo se redacto.

Campanas de abandono
licor para el olvido
sexo tendido
sexo contenido
la música llama,

no te escapes de ella, mira y marea el vino en la mesa

cigarro y humo en la mano de aquel y de aquella
batidos por el sueño solo dos se abrazan
los otros dos con la nada,
mirada resgurdada
placer denegado

un golpe de aire y roncar sin parar me hacen dormir en el sueño
la pesadilla
fue despertar en la realidad

la ventana esta abierta 
solo yo la pienso cerrar
cobijas mal repartidas y el sabor de la boca a alcohol

y despues de que nada te sucedio 
todo esto ocurrio.

La noche en un hotel 
4 tipos y 3 taxistas completarón la velada mas bizarra 
donde las putas tambien estuvieron incluidas
solo audiovisualmete
nada sexualmente hubo algo de eso en mi mente
solo en mi mente.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.