MANOLO TUA

A MIS MUCHACHOS

A MIS MUCHACHOS

En el horizonte de mi vida, se vislumbra el ocaso

Parecen los aires de un otoño, que se aproxima

Las primaveras, que entusiastas marcaron su paso

Hoy son simples y lejana  referencia de mis alegrías

Hijos, ustedes han sido, la razón en mi ajada vida

Conformando el marco, que empeño les brinda

 

Siento hijos, que resido el mundo de los viejos

Y poco tengo,  que no sean mis experiencias

Reciban, con humildad mis amorosos consejos

Para hacer menos esforzadas, sus existencias

Cultiven la amistad y fórjense un amor sincero

Entiendan a Dios sin  importar  sus creencias

 

El mundo, con sus adversidades y fallidos sueños

Sigue siendo el crisol, donde se tuestan experiencias

Sin embargo, el universo sigue  y seguirá existiendo

Abandonen sobre  todo  las protervas influencias

Y mantengan la firmeza en cada uno de sus hechos

Ellos son la transcendental razón de sus existencias

 

No son las caídas, las que marcan los senderos

Son  las instrucciones que cada una nos dejan

De perseguir el camino y nunca detenernos

Recuerden, que el ideal, nunca será la meta

Idealicen su realidad, con claridad y empeño

Sin separarse de sus adecuadas propuestas 

Comentarios1

  • JordinašŸ‘©ā€šŸ”¬

    Sensata obra que muestra como el esfuerzo que hacemos los padres por aportar calidad de vida a los hijos estĆ” lleno de valores de lucha y sacrificio que luego ellos deben poner de manifiesto en sus vidas y en las circunstancias que se encuentren.
    Un abrazo1

    • MANOLO TUA

      Gracias Jordina, por tan hermosa interpretaciĆ³n de mi poema, indiscutiblemente es nuestro compromiso dejar en los hijos, aunque sean sabios consejos que se acrisolan en la experiencia y cobran valor en la enseƱanza que nos deja, las que debemos trasmitir a nuestros descendientes.
      Un Fraternal abrazo D.T.B.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.