Martellus

Noble Corcel

Allí va, despreocupado y aliciente el noble corcel; 
Al pie de la colina, paciente el lienzo, y él es pincel

Nota salvaje en la pradera pero sabe que lo espera
Sin huidas, se hará postal de otoño, ¡quién pudiera!

No reniega a la carrera, más bien refuerza su crina

Es su lomo espléndido y ni siquiera él se lo imagina
Luce con brío, abigarrado pero prolijo, como ramo
Siendo alado sería perfecto, pero par vuelo bramo

Me hará el honor ese bello potro de quedar calmo

Retrato con premura, a toda su cualidad la plasmo
Así en esa misma mañana, de abanico de colores
Cantando, creando recuerdo, aroma de las flores

Dirán que es un sueño o una ilusión verlo al caballo

Batallas, carros y sentados todos aquellos vasallos
Bello animal y tantos siglos cargando con lo nuestro
Hoy realzo su delicadeza y aclamo el honor vuestro

Causando en efecto de la memoria y sus desdichas

Dejando brotar la figura esbelta, y tierra antedicha
Algunos versos de mi pluma, pero más alivio a su figura
Que del campo al corazón, brinda una descontractura...

Cada cual a su cielo hermoso brindará su baluarte
Pero no es ese arte de los que creen formar parte
A ti no he visto que te brinden un himno centelleante
Ni siquiera en el ruedo un jaguar acorralado te cante!

Comentarios1

  • Haz Ámbar

    No sé si lo llegué a comprender pero algo me gustó
    Sobre todo por lo conmovedora de la idea al dedicar tu poema a un tan bello animal

    Saludos

    Haz



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.