Simon Abadia

Eran escaramuzas peligrosas

Eran escaramuzas peligrosas


Yo tomé siempre senda equivocada
que nunca supe si es que me la daban
en solución o bien porque apostaban
el cambio a cuenta de mente ideada.

Eran escaramuzas peligrosas
tal como recibí la vida tierna
decidida por gente que gobierna
tomando decisiones misteriosas.

Me viene alguna vez sombra en espejo
que lastiman mi mente con cadenas
y rozan eslabones con reflejo.

Pienso que es el destino y no me quejo,
pero debo decir y aventar penas,
porque tengo dolor bastante añejo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.