felix rizo

ORACIÓN PARA UN FINAL


AVISO DE AUSENCIA DE felix rizo
apareceré una vez por semana para mantenerme a flote de la realidad de la página.

ORACIÓN PARA UN FINAL

Señor, tú que haces que

El mundo ruede por el cosmos infinito

Como una bola de billar

Día a día, año tras año.

Tú que decides que nazca una tojosa en Azerbaijan,

O un pingüino en la Antártida.

Que con solo soplar haces que las matas de mango

Se llenen de flores en febrero Y que la lluvia de abril

Refresque los cañaverales.

Tú que tienes potestad sobre los puentes,

Los ríos, las cuevas,

Y las mil revoluciones que mosquean

La historia de la humanidad.

Por ti que brota sin fin,

Esa sensación de pureza

Que puede distinguir una sonrisa

De un desengaño,

O un pecado natural

De la maldad infinita.

Tú que afinas tu poder sorprendente

Para crear el rabo de un lagarto

O un trino del pico del sinsonte.

Que enredas las hiedras a los muros

Y dibujas con tu pincel

La burla chistosa de un payaso esquinero.

Tú que puedes hacer ladrar a un perro,

Relinchar a un caballo,

Crecer la hierba en las praderas,

Y poner pulmones en un cachalote.

Señor, omnipotente, jefe sin par

De las truchas, las tiñosas

Y los reptiles más espantosos del planeta.

Te pido de todo corazón

que al caer la próxima noche fría

de este mundo,

tengas piedad por:

las putas

los mendigos

los ladrones

los locos

y los asesinos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.