Legionario

MORIR EN TU CARNE



es tu ternura la falacia
más practicada en la historia
y tus caricias un arte tan remoto
como las curvilíneas de los cerros

sonríe porque eres magia
para el tacto de los agónicos
que dan la vida por morir en tu carne
y asume que entre más luces tu dermis
es más mustia tu alma

tu incapacidad de producir realidades
te hace maestra de los fingimientos
-¿cómo florecerá la naturaleza muerta?

ofertas éxtasis pagando el precio
de no merecer a que nadie te ame
y sólo recibes visitas de seres
hambrientos de deseos

con todo eres la pieza más infaltable
para la degradación de los insatisfechos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.