Jorge Giovanny Brindis Rojas

Las condiciones del adiós

Hoy que la luz de mi alma se ha fugado he empezado a comprender un par de cosas, la primera es que aún te extraño tanto y la segunda que no habrá ninguna historia. 

 

Te deje atrás aunque te amaba con el alma por no poder contener mis desengaños, cuando al hablar de las cosas que adoraba no conseguías entender lo más escaso. 

 

Tu opinión sonaba como la mía, un sí sesgado acompañaba mis ideas y aunque disfrutaba de tu dulce compañía no soportaba que ni tú te conocieras. 

 

Yo me escape sin dar explicaciones, un ser cobarde parecería un gran valiente, y aunque he conseguido ahuyentar mis emociones me veo obligado a declarar las condiciones.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.