Pablo

Qalias

Y recargaste mi tintero,
Con nuevas letras,
Resignificaste lo que es latir con poco ruido, 
Pero con las ansias de transmitir
Lo que desencadenas en mi alma,
Con una mirada y con una sonrisa.

Quiero externar de forma lenta y discreta 
Lo que es admirarte y verte perfecta;
Quiero seguir escuchando,
De tus vuelos, de tus Nortes,
Y de los Sures que puedan colarse;
Recargaste mis tintas,
Con las ansias de mover el mundo,
Con una pluma;
Recargaste mis letras
Con un latir eterno y vibrante,
Que aseguro que habrá letras para ti,
En una, dos o tres eternidades.
Sí, letras que orbiten entorno a tu nombre.

Recargaste mi latir con nuevas qalias,
Que implicaran varios escritos
Varios tomos,
Varias eternidades escritas,
Para acercarme a explicar
Lo que en provocas en mi
Con un recuerdo fresco o añejo;
Recargaste mi tintero
Para seguir vertiendo en textos
Toda esta escorrentía 
Que provoca desearte siempre 
Un buen vuelo, un buen cielo y un buen viento.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.