ALMA LUNA

GRACIAS A VOS

Siempre he pensado que la peor distancia se mide en pasos cortos, en tu pareja, cuando la tienes al lado y la sientes lejos, en el orgullo, en las decepciones, y es cierto que hay distancias que separan sin ser kilómetros pero.. Y los kilómetros? Cuanto pesan si lo que te espera al otro lado es aquello que quieres, que necesitas tener a centímetros?
Imagino que es entonces cuando entran los sentimientos en juego, y es que, no te puedes hacer una idea de lo bonito que es tocar sin tocar, acariciar sin rozar,  besar sin sentir, pero, que duro a la vez sentir la soledad de cuando alguien te acompaña a estar solo. Porque sí, al final, te vas a dormir solo, aunque antes hayas hablado por teléfono 3 horas, y lo que es peor, te despiertas solo, aunque corras al móvil a dar los buenos días.
Es triste, es jodido y es duro, y el que diga que no, seguramente no ha estado en la situación de querer abrazar algo que está demasiado lejos, aunque lo sientas tan cerca.
Las relaciones a distancia, te matan y te dan vida al mismo tiempo, porque, que bonito seguir creciendo, seguir enamorando, seguir amando, seguir besando, seguir queriendo, aun sin poder tocarse,  pero que duro. Y es normal que a veces la realidad te estalle en la cara y te hundas, vaya, quien no necesita un abrazo de la persona que quiere en el momento que quiere? Pero al final aprendes a esperar, y esos abrazos, te aseguro, que valen mucho mas que los que regala el resto de gente.
Al final es eso, aprendes a valorar, a querer de otra forma, con mas ganas, con mas te echo de menos, con mas confianza ciega, con mas complicidad, con mas entenderse incluso sin miradas, con mas esfuerzo, seguramente, pero también con la recompensa de saber que toda lucha vale la pena si ganamos juntos la batalla.
Y es justo eso, una batalla a contrareloj contra sentimientos, pensamientos negativos, sensación de ausencia, sensación de compañía, de sentirte solo, de estar bien acompañado, sensación de estar rodeado de gente y necesitar solamente a el o ella. Y si, son sensaciones contrarias, pero son las que son.
Que bonito, enamorar sin la parte fácil , el cuerpo a cuerpo, al final, cuando te enamoras asi, sabes que te has enamorado de verdad, y eso, es una garantía para esperar el momento preciso en el cual va a tocar verse, para luego seguir echándose de menos, quizá es la parte mas dura, el vivir de recuerdos, pero oye, que recuerdos, ya quisieran.
Seguramente, hace un año, hubiese dicho que es imposible una relación a distancia, pero lo es, vaya que si lo es. Y se demuestra cada dia.
Al final, como digo, lo realmente preocupante es la distancia que no es física, la distancia emocional, joder, esa si que destroza, la otra, incluso puede llegar a unirte mucho mas a una persona.
Lo jodido es dormir con alguien y sentirte solo, lo bonito; dormir solo y sentirte acompañado.
Lo complicado es estar con alguien y acostarte con la soledad, y que bonito cuando aún a pesar de estar físicamente solo, sientes que están ahí, esperando que caigas para levantarte del suelo, para darte un abrazo, para admirarte, para valorarte y para quererte, seguramente, como nadie te había querido antes.
Porque si algo tiene la distancia es eso, que se valora, quizá porque no se tiene, no lo se, pero se valora, y se valora mucho mas. Un gesto, una palabra, un detalle, una sorpresa, todo eso son cosas que valen por 1000, que dan oxigeno a un pulmón que necesita aire urgentemente, porque le ahogan los kilómetros. Y joder, que aire mas puro, mas limpio, y a veces, mas doloroso.
Y si, digo doloroso porque estas feliz por tener a esa persona, pero lejos, no poder disfrutar cuando quieras, besar cuando quieras, hacer el amor cuando quieras, aunque también aprendes, también aprendes que los besos , a veces, no se dan en los labios, y que el amor, a veces, es quien nos hace a nosotros.
Te quiero tanto casi como te echo de menos, o te echo de menos casi tanto como te quiero, no lo se, la cuestión, es que te quiero y mucho,  y aunque se me haga muchas veces cuesta arriba, y a veces esté triste, y otras no sepa ni como esté; lo importante es que estoy, que estas, y que seguimos aquí.
Gracias por tender puentes que abrazan, por inventarte una nueva forma de querer, por hacer que nunca esté sola, por acompañarme a estar sola, por descubrir en mi una parte que no conocía, por valorarme, por respetarme, por quererme, a tu manera, a nuestra manera. Por hacer de un puñado de kilómetros, un motivo para querernos mas fuertes.
Y es que, es cierto que no hay distancia mas grande que dónde tu estás, pero, también te digo, que no hay distancia que esté lejos, si al otro lado, esperas tu.
Menudo lio, cuanta contradición, menos mal que de una cosa estoy segura y es, de que te quiero, casi tanto como tu a mi. Gracias por enseñarme otra realidad, la realidad de que se puede superar cualquier obstáculo si realmente se quiere, de que se puede alcanzar cualquier meta si se lucha, y de que se puede querer a alguien, justo un kilometro antes de verle.. Sé que voy a verte algún día...

Comentarios1

  • Violeta

    Y es que me quedo viviendo en tus certeras letras, no hay distancia, ni tiempo, solo el esta allĂ­ y dar las gracias por ello. saludos .

    • ALMA LUNA

      Muchas gracias a todos por leerme les mando muchas bendiciones



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.