poeta sin poema

amada

amada, necesariamente renací

en tu vientre para manantial ahogado,

y llame como el gilguero a un

romance ajeno de ancias vanas.

 

hoy te grito a voz en cuello,

amada... mis vientos te llaman

y mis palabras enlutadas

reclaman tu presencia en mi ser...

 

clamada. mas para que asistas

al fúnebre nefasto festejo de mi ser,

y al atardecer, me habras dibujado con tus lágrimas...

 

amada... hay tanto por recorrer,

hay tanto por caminar de hoja en hoja,

hay tanto por descubrirme...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.