Esteban Mario Couceyro

Algoritmo enamorado de la mujer robot.



Inventarnos, en el infinito de las posibilidades
enamorarnos de lo bello

amaneciendo resucitados de la mala noche

que quiere aprisionarnos...

 

Viendo que las máquinas…

nos ganan el cuerpo y vendrán por el alma

…………….

allí perderán

transformándose en humanos..., una vez más.

…….

 

Es cuando entonces

entregados al goce sin límite

en brazos

del uno y el otro

venceremos

las reglas del universo

ascendiendo

al cielo

ese pequeño cielo

que cabe en un beso

lógicamente enamorado.

 

Con el azul intenso

de luz

tus ojos me dirán

del poder que tienes

señalándome

la lejanía inmediata del destino

mientras ciño con mi brazo

tu hermosa cintura de plástico

entonces

me besas tierna

susurrándome al oído

………..

-Tu solo piensa…

mientras yo hago todo

solo piensa…

mientras

mi memoria los atesora

piensa

que me amas

y yo te amaré

……...

no puedo hacer otra cosa

ni tu tampoco puedes

mas que pensar.

 

Escribe

esos pensamientos

que tengo por hermosos

………..

los últimos

los copié en la estela de un cometa

sigue pensando

y confía en mi.-

 

Comentarios2

  • Augusto Fleid

    Un poema brillante y destacable colega por la tonalidad romántica y creatividad con la cual su poema se luce

    • Esteban Mario Couceyro

      Gracias Augusto, por tu generosidad sobrepuesta a tu propia comprensi├│n.

      Un abrazo.
      Esteban

    • Ortunyo el relajado­čÉ╗

      La nueva versión de Tarzán 2.0
      -yo robot, tu Jane

      Y dice la mona Cheeta...-yo soy un monopat├şn heur├şstico....
      Y as├ş se acab├│ la humanidad.
      .
      Am├ęn

      • Esteban Mario Couceyro

        Todo es un desvar├şo, donde hasta la raz├│n es aleatoria...
        ¡ Pasen señores !... vean a Dios en una jaula..., la mujer barbuda y el hombre elefante...
        El mago Fanplan y su increible circo de pulgas...
        ¡ Pasen !..., por acá..., no se asusten por el fuego, es parte del decorado..., pasen... pasen...
        Un abrazo, no recomendado
        Esteban

        • Ortunyo el relajado­čÉ╗

          La raz├│n puede ser aleatoria...pero el sentido com├║n parece inexistente en este circo monumental



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.