AdoMedina

¿Y QUÉ HACER CON ESTE PROHIBIDO AMOR?



¿Y qué hacer con este prohibido amor?

¿Cómo podría calmar este ardiente fuego?

Si me prendo en llamas al estar junto a ti,

si me embrujas con tu sonrisa de ensueño.

¿Cómo contener los latidos desbocados

y el temblor infinito recorriendo mi cuerpo?

Si los suspiros de mis labios rojos me delatan

cada vez que me abrazo a tu hercúleo pecho.

 

¿Y qué hacer con este prohibido amor?

¿Cómo podría esconder lo que estoy sintiendo?

Si ya todos ven el fuego a nuestro alrededor,

si la luz de mi sonrisa desvela el misterio.   

¿Cómo ocultar la risa nerviosa que me provocas

y la inmensa felicidad que a tu lado siento?

Si el brillo cegador de mis pupilas me delata

cada vez que en el verde mar de tus ojos me pierdo.

 

¿Y qué hacer con este prohibido amor?

 ¿Cómo podría frenar este creciente anhelo?

 Si mis manos ya dibujan los tatuajes de tu piel,

 si mis dedos traviesos ya han enredado tu pelo.

¿Cómo esconder el volcán que exalta mis entrañas

y los labios húmedos conteniendo el deseo?

Si el intenso rubor de mis mejillas me delata

cada vez que en tu paraiso terrenal me adentro. 

 

Ado

4-6-21



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.