Iraultza Askerria

Breve tragicomedia sobre una muerte

Yo       Oigo algo tras la puerta…
           Un afilado sonido
           como oxidado alarido.
           ¿Habrá esta noche reyerta? 

Muerte   ¡No te asustes desalmado!

Yo          ¡Por mi alma que me asusto!
             ¿Quién va?

Muerte                  La muerte, con gusto.  

Yo          ¡Ay, Dios! Mi fin ha llegado.

Muerte ¡Calla! En nombre de Dios.

Yo          ¡Ay, señor! No os teme él.

Muerte Para nada. Si fue aquel
             quien mando cortarte en dos.

Yo          ¿Mas por qué? Yo nada he hecho.

Muerte ¡No lo sé! ¿Qué más decir?
             Se lo podrás tú inquirir.

Yo         ¿Sí?  

Muerte       ¡En el cielo!

Yo                              ¡Qué despecho!  

Muerte No te quejes que por menos
            otros mueren sin quejarse;
            y a quienes deben matarse
            aún siendo los mas buenos.  

Yo         ¡Infeliz! Ver tu guadaña
            ya me deja sin aliento.

Muerte Y en breve el pensamiento.

Yo         ¡Cruel!

Muerte           ¿Acaso te extraña?

Yo         Para nada.

Muerte               Anda vamos…
            Que muy tarde ya llegamos…

 

Comentarios1

  • RocĂ­o V-P.

    Inteligente y genial manera de narrar la muerte inesperada y quizas, no merecida... esos ultimos momentos...

    Abrazo!

    Rocio



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.