Angélica Salazar

Descargo

Eres respuesta a preguntas no hechas
Eres silencio ante un grito palpado
Eres la calma de huesos inquietos
Eres el tacto del gesto sesgado.

 

Eres miasma del noble recuerdo
La ausencia de rosas de pacto acordado
Eres fatiga, ternuras y sueño
Estruendo de humo y aroma apagado.

 

Soy revoltijo de letras y heridas
Antigua canción que nunca ha sonado
Soy fallo y error de más de una intriga
Absurda calumnia de pecho ensartado.

 

Soy llave de puerta ya rota y abierta
Soy varias preguntas del labio cansado 
Soy ruido de voces manchas y ajenas
Y aún así
Soy triste insistencia a un pasado negado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.