Poeta al atardecer.

A M A L I A.

     A M A L I A.

Linda como rosa, o dalia,

manitas de caricias sin fin,

su voz perfume de jazmín,

es mi dulce nieta Amalia.

 

Es flor que mi vida decora,

alegrando mi viejo atardecer,

rinde los exámenes con placer,

Amalia será una Doctora.

 

Se viste la mañana de alegrías

en bellos florecidos cerezos,

ofrezco a Dios mis fieles rezos

porque bendiga todos tus días.

 

Te quiere el Tamó.

Octubre 21 de 2021.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.