Daniel Pintado

Hoy vi tu foto...

Tan divina, que mis ojos débiles miraron tu foto,
con esa chispa espeluznante nunca visto.
Acabo de observar a la maravillosa Diosa. 
Diosa que perdí. 
Porque como ella nadie, lastimosamente quise ser un Dios, 
pero para ella, porque yo al verla solo soy un mortal. 
Un mortal que daría todo, 
para que ella brille más, y con mis placeres la adoro. 

Con solo ver su mirada, 
llegan mis sentimientos jamás sentidos, 
como si... viera lo que tanto desee, 
o lo que tanto deseo. 

Como no desearla, 
si ella es mía, tal ves lo sea, 
tan divina ella, que es una mezcla de amor, tristeza y duda, 
que ronda por mi alma. 

Creo que no debí verla, 
que me llenó de inseguridad,
de que "MI DIOSA" tenga algún Dios,
mejor que un mortal,
aunque al ver su sonrisa 
parece que se ve bien sin mi 
o para mi es su sonrisa.... 

Y Que esos lindos labios y tu rostro de avena
sean para yo admirarlos. 
Lo digo de nuevo por el amor inmenso que siento por ella. 

Y bueno...

Comentarios1

  • David Arthur

    Mucha amor en tus letras Daniel. Qué tu musa te agradezca el sentimiento.


    Saludos amigo
    David



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.