qani

CON EL SUSPIRO EN EL ALMA

Hay mujer tan inexplicable

Cuerpo de diosa y alma de acero

Sonrisa del pecado abismal

Tu obsequio seria mi perdición

La prenda de tu piel

Tus manos han de recorrer

Mientras el beso de tus labios

Podrían ser el más grande sueño

Entre caricias del viento

Levanto un eco al infinito

Con el suspiro en el alma

Me inspiro como joven enamorado

Mientras imagino tu pelo mojado

En la lluvia de mis manos

Recorriendo tu piel

Porque eres mi pecado querida mujer.

 

AUTOR: CANDI FLORES

DERECHOS RESERVADOS

2021-06-10



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.