negrolindo

Hilo de Palabras

Veo en el ocaso de tu imaginación

frutas frescas y tesoros escondidos,

un altar de poemas con ensayos y sonetos

listos para nacer y descubrir el mundo

de mi ensoñación.

Si entregas tu alma al desorden y el caos,

no encontrarás el rumbo de vuelta y la luz de tus ojos

apagarán mi faro de palabras y razones de poemas por existir.

Buscaré tu hilo mi bella musa gitana,

tu sublime inspiración que condicen mis escritos

a una armonía sin fin,

y que amo tanto, desde el dolor de tus entrañas

hasta la sonrisa forzada en ese tu mundo lleno de caos

y lleno de dolor.

Quiero ayudarte mi pequeña musa

a encontrar el rumbo para

que tus ojos sean la luz

que nuevamente brillen en tus poemas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.