Salvador de la Vega

La gran fiesta

Bienvenidos a la fiesta -dijo la voz-

esta noche será eterna.

 

En la mesa está el vino

que se ha prometido

añejado en las ubres de la vaca.

 

En la sala

están las mujeres más bellas

dispuestas, para los hombres más

grandes.

 

El pedestal sostiene una sombra

un mantra danza en el aire

¿Escuchas los cantos nuevos?

¿los tambores

y los arpegios lejanos?

 

¿Escuchas los cascabeles

de la serpiente?

se enrosca y se muerde la cola

formando un círculo

sopla el viento del norte.

 

¿Escuchas lo que dice la noche?

dice: la soledad no existe,

siempre hay alguien que no se deja ver.

 

¿Conoces el sonido que hace

quien desea hablar

pero no encuentra palabras

para expresarse?

 

Ahora escucho ese sonido,

estoy en trance.

 

Ahora, dentro de mí está el universo,

dentro de mí están las águilas

que se asoman por mis ojos

están los lobos que se asoman

por mi boca.

Comentarios4

  • Ben-.

    Muy bueno, contundente y potente poema, una belleza y joya literaria, un abrazo

    Ben!!

  • Alberto Escobar

    Te animo a seguir, tienes buena pinta Salvador. Un abrazo

  • Macarín

    Introspectivo y lúgubre. Me gusta.

  • Norma Cabello

    Ahora dentro de mi está el universo, dentro de mi las águilas, que se asoman por mis ojos, están los lobos que se asoman por mi boca ,. Muy lindo. Un recorrido al interior a esa gran fiesta a la que todos deberíamos asistir. Me encantó



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.