I.M.P

Tu eras mi más curiosa ilusión anhelada


Anhelar algo que notoriamente quisiera que sucediera
curiosamente ¿Te llamaría ilusión?


Finjo no sentir nada,
si en mi vida reapareces,
pero comprendo que a veces
pierda la ilusión mi alma cansada.


Mi alma te busca y no me llamas,
no buscas la forma de encender mi aura,
los sueños que fingen por la madrugada
detalles que guardo dentro de mi almohada,
quièn sabe si ves a estas palabras,dulces y estìas
entibian la magia, si la armo se deshace
y si te pienso un disparate me hace soñar despierto des, deshebrando enlaces, tal vez no se cuándo te deje escapar, no sabes cómo intento,
vivir sin pensar, la noche me pierde y vuelvo a empezar, la ilusión de verte eses pura y es mar.


Por los bares
te añoro,
embriagado
e ignorado.
En los bares
bebo solo,
vaso a vaso,
trago a trago.
La boca seca
continuamente.
Torpemente
caigo al suelo...
Cada vez
que te quiero
me desespero
para nada.
Te añoro
por los bares,
ignorado,
olvidado
y embriagado


Embebido en las cepas blancas, frías
dulces y seguras de dejar este cuerpo,
con los matices de la primavera, con taninos
apenas sorteados por el mosto, con olor a vos,
ese aroma que se acuña y escasea, ese penetrar, constante, añejo ,
pero dulce a los ojos del tiempo,
debo aquellas certezas a la ocasión, al jugarme
nívea entre pasiones que me dejan caer.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.