rubn mp

Resignación.

Nada me hace amar tanto la vida
como mirar tu esplendor en la mañana.
Sentir ese frío extraño en mi cuerpo
y la impotencia y tristeza, sensación extraña,
de sentirte tan cerca y tan lejos,
de mis manos, de mis ojos, de mi alma.
Saber lo imposible que eres para mí me hace
maldecir a Dios, y a la vida, odiarla.

Eres el arcoíris en mi oscuridad,
mi ángel, mi llanto en la madrugada.
Estás en el atardecer de los días, en cada nube,
en el rayo de luz que se cuela por mi ventana.
Pero ni esto ni nada se iguala con la belleza
que yo encuentro en tus ojos, en tu cara.

Nada me hace odiar tanto la vida
como saber lo repugnante que soy en tu mirada.
Y ante tal inexistencia sólo queda la resignación de saber
que en tu vida y a tu alrededor... sólo soy nada.

Comentarios1

  • KALITA_007

    te he leido.. tristeza entus lineas..
    pero me ha gustado..
    mis cariñitos..

    • rubn mp

      gracias por leer.
      que ande de maravilla!
      saludos.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.