Morane

la falsa promesa

La falsa promesa

 

Así es el amor fugaz

Un relámpago desvaneciéndose

En un parpadeo

Una ilusión, en el desierto.

 

Así es lo que los dos tuvimos

Una gota de miel en un mar de amarguras

Que consumida una vez por la sed del hastío

No quiere dejar ataduras.

 

Es de esas promesas que se hacen sin pensar

Cuando te vas y dices: ¡mañana he de volver!

Y yo te respondo: ¡aguardando estaré!

Sabiendo los dos que jamás volverás

Y  yo que por ti, no esperaré.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.