pfleta

Y no te quise despertar

Y no te quise despertar;

entré silenciosamente,

de puntillas, conteniendo el aliento,

sintiendo tan solo los inquietos latidos,

contemplando cómo tu cuerpo

se bañaba con claridad de luna.

 

Tu perfecto y desnudo cuerpo

era una venus perfumada;

me acerqué y te contemplaba

como quien admira el mejor cuadro

o una estatua inmaculada

soñando que nadaba y volaba.

 

Me regalaste una sonrisa volátil

con ojos cerrados y ávidos labios;

yo acortaba la distancia,

oliendo tu piel blanca

   y dejaba ir una lágrima furtiva       

que huía de la fontana emotiva.

 

Y no te quise despertar

mientras te contemplaba largo tiempo

con mi corazón en un puño,

con la mirada que te acariciaba

cada milímetro de tu piel

y anidaba un silente beso en tu frente.

 

Y me sentía tan feliz a tu lado,

contemplando la venus de mi corazón,

que no me quise despertar.

 

 5 de junio de 2009

Pau Fleta



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.