Anagracia

ESTELA-ESTRELLA

En una tierra muy llana

con un sol de maravilla

nació en el día fijado

pequeña y grácil la niña

 

Las estrellas que brillaban

por la noche la acunaban.

Los esteros y lagunas

sus fulgores regalaban.

 

Es una niña callada

que entre rezos va creciendo.

La Madre Itatí la mira

y con el Hijo van sintiendo.

 

Calle el mundo y su ilusión

Estela-Estrella lo sabe

sin palabras, sin razones

tan sólo por intuición

 

En esta tierra bendita

de llanos, frutos y flores

se abre lleno en sabores

el sí de una vocación.

 

Allá el Paraná te canta

con melodía sonora

porque sabe que es la hora,

porque salta el corazón

 

Lluvia de bendiciones

hoy la vida te regala.

Qué bueno encontrarte hermana

y en esta celebración 

entregarte con el alma

estos versos de ocasión

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.