Hermann Garcia

“INCREDULIDADES II”...

Escuchando el ritmo alterado de la magnífica música la paciencia rinde sus frutos y los acordes vuelven a su origen agradando los sentidos heridos.   Intento no escuchar el paso del tiempo quien, como siempre, es imbatible y arrasa con mi ser a lo cual yo decido escuchar su rápido marchar siguiéndolo con la vista descubriendo que es mortal fingiendo ser eterno soñando no existir.   Alegrado por permanecer un segundo sin tiempo el cual tomo y lo digiero encontrando en la dulzura de sus entrañas la magia de la desconcentración la cual vuelve y mira esta hoja y analiza las letras que se agolpan en mi mente y se extienden por mi mano...

Comentarios1

  • Graciela Dantes

    Alguna vez yo escribi: Dios perdona todo, pero el "Tiempo" no,
    me hace pensar tu poema, Gracias por compartirlo, me gusto.
    que tengas un magnifico dia.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.