Reinapoe

Hoy comienza la libertad

Radiante fue la confianza que desposistaste.

Inequivocable fue tu veredicto y designio,

más duramente con tu ofrenda esclavizante

odiaste mi fortalecida vulnerabilidad.

Vivir resulta ser más que un compendio.

Con el paso de los años la amada experiencia

y la legitimidad a uno mismo puede liberarte

para ser más tú que nunca, ¡oh, vida! 

no permitas el encaje del molde deseado.

 

Galilea R



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.