Raiza N. Jiménez E.

Soy Creyente.-



Oh, mi Dios del cielo, del  firmamento.

Coloreado de azul y plata es ese cielo

que me acompaña con mi tormento.

Rezo plegarias busco santo consuelo.

***

Las súplicas a la virgen, en el sagrario

y el inexcusable respeto por los rezos;

es lo que, de niños, les enseña el sabio

con la bendición y, en la frente, un beso.

***

La fe mueve montañas señala el creyente.

Al despertar el piadoso recibe su bendición,

Ningún cristiano debe estar de la fe ausente;

el acato a su fe ratifica con Dios su comunión.

***

¡La religión o lazos espirituales con sus credos,

ayudan al pío, desde la fe, a espantar el miedo!

 

Comentarios2

  • Raiza N. Jiménez E.

    Buenos días...Les saludos y los invito a leer mis líneas de hoy.Bendiciones.

  • SOY.-

    Un gusto leerte, gracias por compartir.
    Abrazo.

    • Raiza N. Jiménez E.

      Buenos dias, Soy.
      La gratificada soy yo. Gracias.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.