Monserrat Chávez

Bipolaridad

Uno de los síntomas ocultos de la Bipolaridad es la frustración.

 

Esta no suele darse cuando algo no sale como queremos, sino un poco más profundo. Llega como un balde de agua fría, como un corte de energía, como una verdad incómoda y dolorosa.

Pues sucede después de los mejores días, después de semanas en las que la energía es la mejor que hemos tenido, en que nuestra vida social es estupenda, nuestras habladurías y comportamiento interesante, divertido, enriquecedor e inclusive productivo. Llega después de las semanas en que estuvimos “bien”, con buenos hábitos, buena alimentación, proyectos ambicioso, inclusive negocios emprendidos, carreras o posgrados iniciados, relaciones comenzadas, inversiones hechas, viajes realizados, tantas cosas que hacer, tanto que debemos pensar que ni siquiera es necesario dormir, o comer, nos sentimos invencibles.  

Pero es una falsa vida, una falsa felicidad, una falsa esperanza.

Y es cuando llega como un destello la realidad, después de tantos años con este trastorno uno conoce las señales, sabe la falsedad dentro de toda esa energía, “estoy en hipomanía”.

Y el balde de agua fría recorre todo el cuerpo.

Y las esperanzas se acaban

Y las precauciones se toman

Y las ambiciones se pausan.

“Lo que se comienza en manía, se termina en depresión”

En ocasiones podemos darnos un lujito a sabiendas de; sabemos que nada es real, que nuestra química está alterada, que la razón no se asoma por el momento. Pero la mania tiene su satisfacción, es muy seductora ¿a quién no le gustaría sentirse increíble? Lo peligroso es que rozas la locura, la psicosis, y que si te pasas un poco, solo un poco de esa línea, las facturas llegan y llegan muy caras.

Esa energía, esa fortaleza, aunque sea por unos días, por unas semanas, nos hace sentir increíbles, como si una nueva vida comenzara… por doceava vez…

 

 

Comentarios1

  • Legionario

    fatigas y peregrinación.

    saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.