Heber Urbina

Cuando la oscuridad te cubre

Quien podría mirarme ahora

dentro del abismo

las sombras me corroen

me consumen con sus llagas

 

Quien podría mirar mi dolor ahora

compadecer mi tormento sulforoso

las lagrimas se vuelven negras

y mis ojos llorosos rojos

 

no hay nadie más conmigo

la muerte espera ansiosa

de tomar mi alma consigo

una bebida de licor

 

Mi ser no se dintingue a oscuras

tan bellas las negras rosas

todo aqui me sabe lugubre

las lapidas tienen varios nombres

cada uno de mi dolor escrito ahí



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.