Julián Riveira Dosártes

«Ojitos de peluche» de «Labios de ángel»

Con ganchos zocándole ⁣

cada pezón y tendida ⁣

sobre una almohada, ⁣

me ve intrépida; ⁣

lista para saltar ⁣

de un brinco del sillón  ⁣

si le castigo sus nalgas rosadas ⁣

como hice el sábado pasado ⁣

después que me retó ⁣a chuparle

su bollito por una hora, ⁣

o más, sin abrigo ni descanso. ⁣

 

Ahora es mi desquite; me la tiene ⁣

que chupar dónde y cuándo ¡me plazca!⁣

Me mira codiciada con sus

ojitos de peluche gigantes. ⁣

 

Pero, como soy su dueño, ⁣

si se queja la castigo, la azoto; ⁣

la amanso, la domino.⁣ ¡Le encanta

que le dé duro!⁣ ¡Se humedece

siempre ⁣que le azoto su culo! ⁣  

 

Me ruega: «papi deme ⁣más;

¡por favor, papi, deme más duro! ⁣

Así, ¡ay sí papi, ay, con orgullo!».⁣

Esto me piden sus ojitos ⁣de peluche...

enigmáticos... ¡Seguros!⁣

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.