Hermes Antonio Varillas Labrador

Pesadillas que no admiten correcciones

 

Pesadillas que no admiten correcciones

 

Más que sueño, una pesadilla

lúgubre, tétrica y macabra,

dirán que fue alucinación

o zozobra de una loca cabra,

y hay razón en afirmar que

es imposible corregir palabras,

quien sea capaz de rectificar

tal delirio, perdido en alhambra,

tal vez y efectivamente sea

con el vocablo ¡Abracadabra!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.