yito

En el mismo prado.

      

 

Crecen en el mismo prado

el recelo y la confianza

la plegaria de alabanza

y la razón del enfado.

Las valores y el pecado

abrevan la misma fuente.

Existe entre ellos un puente

que aligera su trayecto

si el amor es el proyecto

en el hablar de la gente.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.