Pelayo Ponte

La esperanza de un adicto

Ya no soy dueño de mí, 

tengo que alejarme de ti

para no volverte a ver, 

necesito sentir tu ausencia

 

No quiero llamarte más,

quiero matar lo que no soy,

lo que me has convertido,

lo que me impide ser yo

 

Todavía me llamas,

pero yo la llamada cuelgo,

a la neurona del tiempo, 

a la bajada sin freno

 

A estrellarme en el pasado,

a la cárcel de mis adentros,

me deshice de tus cadenas,

con mucho sufrimiento

 

Ya no dudo de quien soy,

he vuelto de un largo viaje,

que un antifaz oscureció,

 que tapaba  un bello paisaje

 

José Antonio Artés

Comentarios1

  • Poeta al atardecer.

    Es un oscuro túnel de una sociedad joven, sin más culpas que las de ser jóven y sin experiencia de vivir, para caer en una red disfrazada de mentiroso placer que los ha hecho esclavos. Una cruda y dolorosa realidad acentada en estos tiempos.
    Letras tristes Poeta.
    Saludos.
    Poeta al atardecer.

    • Pelayo Ponte

      Estoy de acuerdo, por desgracia, es una cruda realidad. Saludos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.