belen lopez sanchez

El silencio

Aparece el canto

del silencio.

Se deshojan las rosas

de mi mañana.

Aparece la figura 

del silencio

y no puedo

pararla.

Observa distraída

como observan las palabras,

como observan las hojas

perdidas en el eco

y no puedo pararla.

Camina por tristes

lejanías

siendo la brisa del desierto vacío

que espera tormentas amargas.

Rompe corazones de lágrimas y espanto,

callejas con timbales

y puentes cojeando.

Así languidecen las ramas

por el agua.

¡Oh, amor maldecido

por la sombra de un fantasma!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.