angelillo201

Uno de mayo día del desmayo y el trabajo.





Esperaba una llamada para ser el elegido . Tantos años sin empleo…, me habían hecho creer que era inferior al resto de los trabajadores de la clase trabajadora. Confieso que deje de ser un proletario, cuando cautivo y vencido por mi propia mala gestión del destino de mi vida, entre a formar parte de la lista de servicios sociales. No encontraba ninguna solución, más que entregarme a los brazos del padre estado protector que me castigó con su severo desprecio. Y alzó su mano contra mi por no tener sustento. En servicios sociales, me ayudaron a esperar, y me ofrecieron planes de futuro como hacer cursos para aprender a limpiar. Y luego…. a esperar a que me llamaran algún día.

Sin embargo, esta misma sociedad de consumo que criticaba y calificaba : ! como la más atroz de las dictaduras ! me animaban constantemente a valorarme contra mi propia voluntad hasta límites desconocidos incluso por Franco, Hitler o Mussilini. Yo podía ser un triunfador y conquistar mi destino como Napoleón, o Julio César, si me esforzaba y sonreía.

No tarde en caer en las manos de la meditación, y la relajación que me hicieron invernar entre el desanimo interior y la incomprensión del mundo exterior, formulada en la paradoja de si mi situación de desempleo era una cuestión interior, o si se debía a efectos exteriores relacionados como leyes, mercados, maquinismo, no tener un brillante curriculum, ni las condiciones materiales para la superación mi nivel formativo . Hasta ahora, todas los hallazgos en este sentido siguen siendo un combate mental no resuelto. Según mi versión: la culpa está en el pésimo mercado laboral del país que me ha tocado vivir. Según los técnicos de empleo, servicios sociales, partidos incluso de izquierda progresista:

todo es culpa mía.

Caminaba entonces en las vísperas del 1 de mayo como un derrotado interior que busca aún ganar una pequeña batalla personal exterior encontrando un empleo. Observé el anochecer tras salir de la la biblioteca, después de dejar mil curruculum. Mientras iba analizando mi desmotivación después de abrir las respuesta de los correos del día anterior de las ofertas de empleo. Infoempleo me había puesto un cupón de la once para que jugará como consejo para salir de la miseria. Ahora veía claro en el cupón de los ciegos , !que suerte sería salir de esta! Y que quizás se trataba todo de azar. . En las calles el paisaje silencioso con las siempre presentes hormigoneras dando vueltas como las ruletas de las casas de apuestas, volcando su sucio premio sobre la tierra entre obras a medio construir en terrenos llenos de cascotes y aceras medio rotas.

De repente vi como caía algo dando vueltas por el aire del andamio . Fue a dar a dar mis pie, y me miró aquel ser caído del cielo.

Me acerqué y lo recogí. Más fue una sorpresa cuando aquella pequeña ave negra, me miró y me dijo:

!Oh hijo del hombre! ¿ por qué andas preocupado cual proletario desmayado preguntándote qué comeré hoy, que vestiré mañana, en que trabajaré? .¿ No ves hijo del hombre, que tu padre celestial a diferencia de otros animales ha querido que tengáis los hombres voz y gobierno para arreglar vuestro mundo en la tierra? ¿ Y por qué vuestro padre creador os dio voz, sino fuera para que os quejarais contra el egoísmo y la riqueza que pueden albergar el corazón de algunos hombres? persuadirles de que deben repartir todas sus riquezas entre sus semejantes, para eso tenéis la palabra.

A lo que yo respondí:

Oh pájaro cantor, padre celestial, o divinad marxista que me has hecho revelación en mi corazón en reformas, quizás era la llamada que yo esperaba para sanar de mi herida trabajadora. Pero yo, oh divina potestad, solo soy un pobre hombre débil de palabra, con angustia en el corazón, no creo en nada con sinceridad, y me he burlado de mis propios camaradas. Nadie cree en mi palabra. ¿ por qué a mí? A quien no puede hablar a sus semejantes con honor le muestras este camino tan hermoso, si yo no puedo convencer, y soy tan mezquino que solo quiero trabajar y ser hombre sencillo.. He renunciado a cambiar el mundo, y me dedico a reformarme. ¿ por qué me pones este reto sobre mis mortales hombros? !oh padre divino, o alado marxista! Según sea lo que sea tu naturaleza..

Más el divino pájaro me contestó:

No temas hijo del hombre a hablar en el ágora a tus semejantes cual atrida , ni a ser no ser oído por ellos, ni mucho menos no ser comprendido. Los inteligentes, sobre todo de izquierdas, ya no escuchan a los sencillos. Ahora solo atiende y escucha la policía y los poderosos. Ellos estarán rodeando a la gente pobre y humilde el 1 de mayo para humillarlos y marginarles. Se han vuelto inteligentes los agentes del orden, mucho más que los pobres. Es injusto ver roto el natural equilibrio.Si si antes el pobre era listo, y el poderoso fuerte, ahora es idiota y débil el pobre, y la fuerza y la inteligencia están en manos de los poderosos. Por eso he bajado conmovido de ver en que estados están los oprimidos.

Yo te digo: que bienaventurados sean desde ahora, los que no crean en sí mismos porque ellos aún hablan con sus prójimo, mientras los intelectuales que creen si mismos se solazan en la paja de su saber, y se creen dios por escribir panfletos para liberar a los sencillos, mientras emplean su conocimiento para bien vivir acumulando riquezas . Como Pablo que quiso asaltar el cielo, pero se hizo el paraíso en la tierra.

Bienaventurados sean pues desde hoy los que dudan de las oportunidades que les ofrece el capitalismo, porque ellos tienen el corazón limpio de ambición y riquezas.

Bienaventurados sea el que se escucha a sí mismo con fidelidad y mantiene sus convicciones, porque este andará por la vida en un camino estrecho lleno dolor y sufrimiento, pero será su propio camino.

Ve pues hijo mío el 1 de mayo con tu prójimo, y no desmayes si ignoran tus aflicciones.

Y ahora debo subir de nuevo al cielo donde descansan las ideologías.

Padre celestial, divinidad marxista, o señal del destino…. el ave mensajera se fue volando mientras esperaba una llamada que se produjo:

Buenas tardes señor Blasco. Somos la empresa agrícola pota pota, hemos revisado su curriculum y ha sido pre seleccionado en el puesto de pelar patatas en la fábrica flotante que viaja desde los centro de producción de Brasil, Perú y Argentina, y se distribuye por todos supermercados de mercaful que hay en los siete mares. ¿Estaría dispuesto a viajar por todo el mundo pelando patatas por el salario mínimo interprofesional de lunes a domingo haya calma, marejada, o huracanes, hasta atracar en un puerto con un mercaful?

Ángel Blasco



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.