Pyck05

LOS GIRASOLES...

Los girasoles
seguían los reflejos
del astro rey.

Unos gorriones
llegaban a su lado
a descansar.

Y muy cercanos
estaban los molinos
de la campiña.

Rostros de hombres
con nombres olvidados
los contemplaban.

Ojos de niños
recogen esta escena
en el cuaderno.

En el pupitre
un viejo profesor
extiende un mapa.

Esta es la Mancha,
les dice a los alumnos,
tierra de luz.

Aquí, un Quijote,
surgió desde la pluma
del manco fiel.

Y desde entonces
la Mancha y el Quijote
van de la mano.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/12/20

Hoy los versos y las mariposas me han llevado hasta La Mancha y allí he visto, entre los versos, al Quijote y a ese mundo que Cervantes nos regaló en su obra inmortal.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.