jesusverbo777

Reloj y Crucifijo

Tus agujas punzan mi consciente

en tu constante ritmo con avance,

te miro circulo bendito, y mientras;

¿llegará a mi puerta le pregunto?

más arriba, a apolillado crucifijo.

Tú solo números continuos;

Y Él dos maderos transversales,

tú con mínimos sonidos

y Él en silencio; mudo.

Ahora tu estas en línea en punto doce,

Él, ahora en mis manos apretado en pecho,

la puerta insonora me detuvo el tiempo

Y una lagrima cae sobre la cruz a ese herido hecho.

No vino, descompuso a mi reloj y mi tiempo;

y diezmada mi fe, a este crucifijo. Fin.

      Lic. Isaías González Arroyo

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.