argantonio

Voces sí gritos no

El único diós seguro es el sol                                     La única diosa nocturna es la luna                             Nuestro primer lecho fue la cuna                              El sol terrenal es solo el girasol                                                                                                                             La voz femenina no es solo maternal                       La voz masculina no es solo un rugido                     La voz si es dulce suena como un gemido              La voz es el mayor regalo terrenal                                                                                                                         Que la voz masculina suene angelical                       Se consiguió en la Roma vaticana                            Se operaba a un niño de forma inhumana                Y el templo era una puerta celestial                                                                                                                    Ir contra la naturaleza                                                   Es el mayor pecado                                                       Es sentirse arrebatado                                                 De nuestra única belleza 

Comentarios1

  • argantonio

    Paco José González, la iglesia católica apostólica y romana siempre fue el refugio de los cuerpos militares más aguerridos, apoyando los himnos más recios y marciales como el himno de la Legión extranjera ese que dice, nadie en el mundo sabía quién era aquel legionario que termina diciendo soy un novio de la muerte mi más leal compañera o el otro himno de la Falange que parece algo más poético cuando dice, Cara al sol con la camisa nueva, que tú bordaste en rojo ayer, esta parte suena algo machista, menos mal que en la iglesia se dieron cuenta de cuenta de que esas canciones no eran las más apropiadas para el culto y de ahi que los primeros tenores castrados o castratis actuaran en la Roma vaticana. Paco José González ha sido un gran placer saber de ti hasta pronto



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.