Sunny Starr

De nuevo el paraíso

Me ofreces de nuevo el paraíso de tu cuerpo. La cercanía efímera del contacto con tu piel. Y capturas mis labios con tu boca. Ambos calmamos esa sed. 

Tu cuerpo desnudo entre sábanas. Reposa esperando de mis manos las caricias. Me acerco y mi cabello negro cae sobre tu rostro. Mientras te beso. Mientras te adoro. 

Y dices mi nombre. Y miras mi rostro que se ha sonrojado. Sonríes mientras tus manos toman mis caderas. Entonces nos fundimos. Cuerpo ya solo existe uno. Ya no existen las palabras. Ahora solo mis gemidos. 

Tú encantado saciandote en mis aguas. Yo emanando un manantial solamente para ti. 

Después eres tú quien me domina. Mi cabello negro ahora reposa sobre la almohada. Y tú tan hombre. Tan hermoso. Con tu piel tan blanca, tan perfecta. Con tus brazos, con tu espalda. Y con el sudor que gotea sobre mi rostro. 

Es el paraíso. No hay más! 

Y parecía que yo ya te había olvidado. Creo que sí ocurrió. Pero ahora de nuevo te descubro. Como un paisaje nuevo. Como un aroma que jamás se desvaneció. Y el paraíso de tu piel de nuevo está aquí para mi.

Comentarios1

  • kin mejia ospina

    Felicitaciones,un poema de un erotismo fino,bien narrado, me encanta, un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.