Luis M. Castillo

Serena

Serena cumbre la ambición encanta,

Tacto lento a la prisa del cortez ,

Enemigos amados sin siquiera amar,

Al odio necio en tan vulgar confunde .

 

Respondo a tu loco verso pues la situación amerita,

Pensarán ellos que mis caricias fueron profanas ,

Al beso tan cautivo que por Mañanas esperé,

Ruego al poema mancillar el lienzo de blanco enigma .

 

Teatro guardian de una parodia nocturna ,

Pasos a oscuras en la calle golpeaban ,

Algunos en susurros la atención se paria ,

¡ Anda amada sobre la noche enferma angustiada !

 

Y de ahora tener la arrogancia en el gesto ,

La astucia bajo las copas del éter menos degenerado ,

Los abrazos en nada que sin manos tomar ,

A la dusta presencia que ayer palpitaba ,

Hoy a deshonras por silencio acude.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.