Randy Mueses

Libélulas del jardín.

Antes de ti.
Mis Camelias marchitas no florecían en abril.
Mi corazón era un árido pensil.
Las Azucenas estaban yertas, las Amapolas muertas.
El sol se escondía, ya no caía la lluvia.
Mis Gardenias se quedaban mustias.
Mi suelo me era infértil, el jazmín un ardid.
Las hojas eran negras, en la primavera. 

 Después de ti.
El relente empapa las Lavandas.  
El sereno mantiene mojado el rocío
de la flor, el sol mañanero ilumina el
engramado verdor, han germinado
retoños bañados de amor.
Las rosas empiezan a florecer, la riegas
todas las mañanas, la riegas con cada
mirada, mi sembradío cobro vida,
desde que llegaste a mí, tu amor
son las libélulas retozando en el jardín. 

 

 

 

 

 

Todos los derechos reservados©



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.